viernes, 27 de diciembre de 2013

Dolerse, con el suplemento "por ti" (Letra)

Un año, doce meses, trescientos sesenta y cinco días.
Hace ese tiempo desde que el verbo "romperse" -en pronominal- lleva el suplemento "por ti" y no pienses que eres la causa porque, sin ese sintagma, el verbo pierde el sentido, la vida pierde el sentido que nosotros le quisimos dar.
Romperse, de la conjugación más amarga, de la conjugación "dolerse hasta que se te parta el alma", con el sujeto "yo" que jode la prueba de la concordancia porque debíamos ser los dos.
"Se sangra la sangre de mi corazón" como pasiva refleja que lo único que refleja es dolor. En "mi vida es destrozada cada vez que recuerda aquellas palabras" tengo a mi vida como sujeto paciente que ha perdido la paciencia de tanto quererte -y que tú escupas en ella-.
Los complementos circunstanciales no se adaptan a las circunstancias de querer tenerte cerca y que lo único que haya entre nosotros sea distancia. Y no hablemos de predicativos, porque me he leído el diccionario y para nosotros no he encontrado ningún adjetivo positivo -pero en ningún idioma, no te engañes-.
"Querer besarte", "querer tenerte" y "querer sentirte" se han vuelto perífrasis porque lo importante es besarte, tenerte y sentirte; el quererlo es algo secundario por no llamarlo obviedad.
Hasta he manipulado los circunstanciales de lugar para que me digan que mi lugar está a tu lado, los de tiempo para que me digan que ésta es la hora y el mejor momento, los de cantidad en un intento fallido de expresar lo que te quiero, los de compañía para que sea cual sea la acción se haga bonita al hacerlo contigo, y hasta los de instrumento... porque no necesito nada si te tengo a ti.
El problema viene cuando te haces adverbio de negación -uno de los más feos- y lo niegas todo y yo me borro y me muero. Yo sí puedo decir que el complemento directo me salvó la vida porque, mientras tú lo eras y mis acciones recaían en ti, yo todavía creía en la magia, yo todavía era palabra y no nada.

Clara I.


(La grabación de esta poesía está en la entrada anterior)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Hacemos poesía?