Entradas

Me empieza a faltar el aire

Imagen
Voy a creer que «La vida aprieta, pero no ahoga» aunque haga tiempo que a mí me falta el aire. Estoy mirando al techo porque me da miedo cerrar los ojos y ver la oscuridad de dentro. Contaría los puntos del gotelé y no serían nada comparados con las cosas que me recuerdan a ti. Me levantaría de la cama si eso no implicase poner los pies en el suelo.
Intento dejar la mente en blanco para que haga contraste con mi futuro negro y no puedo. Tengo tantas preguntas sin respuesta que sólo podría ser feliz si se extinguiesen las interrogaciones. A veces creo que mi mente es un álbum de recuerdos a los que les falta pie de foto. Quiero llorar, pero no podré parar y por eso no empiezo. 
Fuera hace buen tiempo comparado con el vendaval que siento. Escucho de fondo sirenas y espero paciente que nadie se haya dado cuenta de que me he muerto. Aparentar se me da igual de bien que seguir los consejos. Como ejemplo pondré el día que dejé de luchar contra mis complejos porque vencieron. A veces niego …

La parte de mí que murió contigo

Imagen
Si miras bajo tu cama, podrás ver el cadáver de la parte de mí que murió contigo. Acumulando polvo junto a todos los recuerdos que acabarás olvidando, incluida yo. Cuando lo encuentres, imagino que me tirarás a la basura como cuando muere un animal pequeño al que has tenido poco aprecio. Con suerte, quizás me entierres y sirva de abono para tu futuro jardín. El caso es que no comprobarás si mi corazón sigue latiendo y ése será el principio del fin. No llorarás porque no sabrás que me has perdido, aún no te has dado cuenta de que hace tiempo que me fui.

No serás la única persona que vea lo ocurrido. Hay réplicas de mi cuerpo sin vida por toda la ciudad, en cada rincón donde un día fui feliz (Repito: "Fui"). Momentos que jamás volverán y que no se van a repetir.

Si inspeccionan el cadáver, verán que lo mató la indiferencia, el olvido y las promesas sin cumplir. Que pese a haber muerto, estuvo mucho tiempo "vivo", esperando que alguien le pidiera que volviese a vi…

Concurso de microrrelatos contra la violencia de género y la discriminación múltiple.

Imagen
¡Hola a tod@s!

Hoy vengo con algo diferente a lo de siempre y es que desde la Asociación de Investigación y Especialización sobre Temas Iberoamericanos me han pedido que difunda un Concurso de Microrrelatos contra la Violencia de Género y la Discriminación Múltiple.

Os dejo a continuación toda la información y las bases por si queréis participar. Yo personalmente os animo a hacerlo, puesto que es un tema muy importante y de gran labor de concienciación en la sociedad.


BASES CONCURSO DE RELATOS CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO Y DISCRIMINACION MULTIPLE

1. OBJETO DEL CONCURSO: Es una acción enmarcada en la campaña de sensibilización y prevención de violencia de género en mujeres víctimas de discriminación múltiple que realiza AIETI con el apoyo del Instituto de la Mujer de Castilla La Mancha. Este proyecto desarrolla acciones de sensibilización en CLM para combatir la violencia de género en todas sus manifestaciones, y prevenir la discriminación múltiple de las mujeres, con énfasis en la di…

Balance del (d)año - Clara I

Imagen
A veces pienso que medimos el tiempo porque nos angustia su paso y contamos lo que llevamos o lo que nos queda en años. Así que papel y bolígrafo en mano, ahora que el contador está a punto de aumentar, me dispongo a hacer balance del daño. Ya ha comenzado la cuenta atrás, así que permitidme que os lo empiece a contar.

Me he dado cuenta de que no se trata de quien decide quedarse, sino quien nunca se plantea irse, pase lo que pase. Y que a veces pedimos que se largue a la única persona que de verdad no está dispuesta a marcharse. Incluso he experimentado la tristeza que supone no querer irme de un lugar, pero tampoco tener motivos para permanecer más. Y he entendido que no se trata de distancia, sino de demostrar que estás, hacer que los kilómetros o centímetros den igual.

También he acabado aprendiendo que a veces el problema no es lo que te pasa, sino justo lo contrario: lo que no te pasa, lo que te estás perdiendo. Y que tendemos a echar la culpa a la gota que colmó el vaso, cuand…

No estoy de vuelta...

Imagen
Hacemos de lo fácil algo difícil porque necesitamos excusas para justificar nuestro miedo. Es por eso por lo que decimos “adiós” cuando en realidad queremos decir “quédate” o comenzamos a bailar para disimular que estamos a punto de caer. Quizá por eso escribimos en un papel cuando lo que queremos es gritar. Y yo no he encontrado mejor forma de hacerlo que volver a recitar rompiéndome el pecho; porque lo bonito de sangrar es que alguien sepa lamerte todas esas heridas que no has conseguido cicatrizar.
Por eso estoy aquí, porque gritar y esperar el eco me parece la manera más bonita de medir el vacío que tengo por dentro. Y hace tiempo que asomarme a este abismo me da vértigo. Pero se acabó el decir “no puedo”, porque tengo los pulmones encharcados de todo el agua salada que no supe llorarte. Me agoniza la tinta en las manos y los dedos me piden que vuelva a crearte. El pecho me late la libertad de las dos en rima asonante y vuelves a mí convirtiendo en alas cada una de las puñaladas qu…

Propósitos para 2016

Para este año nuevo me he propuesto ser realista. Quizá por eso mi propósito para 2016 no es olvidarte, sino que al recordarte no duela. No pido sentir indiferencia, me basta con que, al escuchar tu nombre, no me falte el aire. Tampoco quiero no echarte de menos, sino aceptar que (por más que lo haga) tú no vendrás. Quiero encadenarte a mi pasado para que no pueda arrastrarte a mi presente. ¿Quién sabe? Quizá así pueda limpiar el polvo que me tapa la sonrisa y volver a pintarme los labios de rojo carmín. Quizá conozca a alguien que me inspire cosas felices para escribir y a quien hacer fotos bonitas y lo sean aún más porque esa persona esté en ellas. Quizá aprenda a mirar al vacío sin sentir vértigo y al cielo sin sentirme pequeña. Quizá aprenda a quererme y a querer de otra manera. Quizá sea capaz de creer en cosas que ahora me parecen improbables, porque las que me parecían imposibles las he visto cumplirse casi todas. Quizá deje de pedir deseos al ver estrellas fugaces y lo que ha…

París: la ciudad del amor convertida en la del odio.

(A veces, para mirar de frente a los problemas, necesitamos descansar la vista primero unos segundos). Abrázame fuerte, que me da miedo el mundo. Dime que me quieres, aunque sea mentira, da igual. Prométeme que saldremos de ésta, vivos. Hoy es domingo y he vuelto a llorar. Dame la mano, apriétamela. Necesito saber qué se siente cuando tienes a alguien en quien confiar. El cielo se ha teñido del color de la muerte. Me tiemblan las piernas y al cerrar los ojos sólo veo la masacre de las imágenes que se han grabado en mi mente. Necesito olvidar. No pensar. La soledad se está fumando un cigarro que está a punto de prender fuego a la casa. El silencio ahoga tanto que me mata. El consejo del médico vuelve a resonar como un constante eco: "Deberías creer en algo". Que alguien me explique cómo ser capaz, después de tanto. Joder. Llaman a la puerta. Es la ansiedad. Viene acompañada de la impotencia de no poder hacer nada para cambiar. Y justo al abrir, se me cae el mundo de las manos. …