Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

Dolerse, con el suplemento "por ti" (Letra)

Un año, doce meses, trescientos sesenta y cinco días.
Hace ese tiempo desde que el verbo "romperse" -en pronominal- lleva el suplemento "por ti" y no pienses que eres la causa porque, sin ese sintagma, el verbo pierde el sentido, la vida pierde el sentido que nosotros le quisimos dar.
Romperse, de la conjugación más amarga, de la conjugación "dolerse hasta que se te parta el alma", con el sujeto "yo" que jode la prueba de la concordancia porque debíamos ser los dos.
"Se sangra la sangre de mi corazón" como pasiva refleja que lo único que refleja es dolor. En "mi vida es destrozada cada vez que recuerda aquellas palabras" tengo a mi vida como sujeto paciente que ha perdido la paciencia de tanto quererte -y que tú escupas en ella-.
Los complementos circunstanciales no se adaptan a las circunstancias de querer tenerte cerca y que lo único que haya entre nosotros sea distancia. Y no hablemos de predicativos, porque me he leído el…

Dolerse, con el suplemento "por ti"

(Subiré la letra en mis vacaciones de Navidades. Espero que os guste.)