domingo, 19 de enero de 2014

"Mundo" rima con "Desastre"




LETRA
¿Alguna vez has notado cómo el corazón se te desmigajaba en la mano? Yo he sentido arena en mi interior que poco a poco se ha hecho barro y ha pesado más que el mundo entero sobre mis costillas. He intentado respirar algo que no era aire -sueños, quizás- y he muerto en el intento de robarle eternidad al tiempo con los segundo jamás marcados por un minutero. He buscado calor en labios con textura de hielo, porque el frío intenso quema. Me he dejado abrazar tan fuerte por la soledad, que se me han roto los huesos. Me he arrancado las cuerdas vocales para no gritar, para llorar en silencio. Os hablo con las de la poesía, con mis cuerdas de repuesto. Me he aferrado a mis sombras porque han sido las únicas que se han venido conmigo de paseo y hasta he amado mis miedos, porque nunca me han abandonado. Al caerme me ha esperado abajo el suelo y menos mal que ha evitado que siguiera cayendo. Los prejuicios me han taladrado los sueños, al igual que lo hacen las tardes de domingo en invierno. Se me han gangrenado las ganas de vivir de tanto automedicarme con pentagramas con rincones llenos de telarañas. Y es que hoy, al despertarme, tronaba... más o menos con el mismo ruido del derrumbe de mi alma cuando los escombros caen al río. Es cierto, todos hemos sentido alguna vez que el mundo se nos venía encima, pero es que a mí esta mañana se me ha caído la puta Vía Láctea en el café, mientras desayunaba en la cocina. Es uno de esos momentos en los que te gustaría parar el tiempo y el tiempo se para, pues el "ayer" no volverá, el "hoy" siempre será y nunca alcanzaremos un "mañana". Pero a la vez sólo la falta de pilas detiene el reloj y encima lo hace de mentira. Igual de ridículo que abrir los ojos en la oscuridad sabiendo que, por más que lo intentemos, sin algo de luz no veremos nada. Y, sin embargo, seguimos insistiendo con la esperanza de encontrar una prueba que desmorone esa verdad que no queremos dar por cierta, sin darnos cuenta de que aceptamos su parte real sólo por el hecho de quererlo dudar. 
Hoy ni la brújula de mi mente marca el norte. De hecho,  ni el GPS de mi corazón marca la dirección. Estoy perdida en un lugar que sé perfectamente cuál es y ni con esas consigo encontrarme. Unos lo llaman "mundo", yo -personalmente- prefiero la palabra "DESASTRE". 

(Para todos aquellos que sueñan con cambiar el mundo, porque yo creo en ellos.)

9 comentarios:

  1. Hoy, la brújula de mi mente dice que el este está frente a ti. Porque tu eres mi sol y entre tus rayos me das cobijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que gracias a trucos de magia así, escribir merece todavía más la pena. :)

      Eliminar
  2. Que sepas que practocamente toda mi clase a leído tus poemas y visto tus vídeos. Les obligué a ver el de (a)ma(r)tematicas ydesde entonces cada vez que subes ellos se enteran antes que yo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué te puedo decir, Naiara... que ¡muchas gracias por vuestro apoyo! La verdad es que no siempre es fácil conseguir que la gente se implique y pase tus vídeos a sus amigos o compañeros, así que valoro mucho lo que has hecho para que pueda darme a conocer. :)
      Estaría bien que toda la gente que lea algo mío se "manifestase" (diese, al menos, señales de vida xD ), porque a veces sientes algo de incertidumbre sobre si tus palabras están llegando a algún lugar o no. Espero subir esta semana una nueva vídeo-poesía :) así como secretillo, para que llegues antes que ellos :P ¡Un abrazo muy grande!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. (No sé si esto es porque todo es un mundo o un desastre, pero tu pequeño viaje ha sido el más aventurero que he tenido, y me he roto por dentro de tanto hielo que me ha(s) recorrido, Clara).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, aunque duela. Creo que notarnos los golpes a veces es la única manera de que reaccionemos. Y es justo eso lo que pretendo.

      Eliminar
  5. ¡Hola Clara! Le he echado un buen vistazo a tu blog y este texto me ha llamado especialmente la atención. Te animo a que no dejes de escribir ni de recitar textos: tienes una voz preciosa que transmite esas pequeñas cosas que escapan a la magia de las palabras. Aprovecho para darte las gracias por leerte mis textos y decirte que me encantaría poder escuchar alguno de ellos recitado por ti. Espero impaciente tu respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Alex!
      Lo primero darte las gracias por pasarte y dedicarme un ratito de tu tiempo. :) La verdad es que, aunque muchas veces me he propuesto dejar de escribir, nunca lo he conseguido... digamos que para mí la literatura es algo más que una vía de escape.
      En cuanto a la propuesta, pues ya sabes que estaré encantada de poder hacerlo (y más todavía si es el de "nuestra historia" que me cautivó por completo). :) Si quieres algo más puedes rellenar el formulario de contacto y ya te mando el enlace cuando lo recite y lo suba si quieres :) ¡Un abrazo!

      Eliminar

¿Hacemos poesía?