domingo, 20 de abril de 2014

Bien(ven)ido a mi v(ida)


LETRA:
Hoy te he soñado y no he despertado contigo a mi lado. No sé, llámame paranoica,  pero creo que el mundo conspira algo en mi contra desde que te conocí.
Sé que no soy ese tipo de persona con la que cualquiera querría pasar su vida entera y que no tengo ni puta idea de cómo escribir; pero siento la necesidad de recordarte en cada milímetro de papel en blanco, hacerte eterno, hacernos. 
Una vez me dije a mí misma que "El arrepentimiento en el amor siempre llega demasiado tarde. Incluso si es un segundo después de haberte enamorado, porque ya lo has hecho". Pero al conocerte, creo que mi mayor preocupación fue que no encontraras en mis defectos las razones por las que quitarte el sueño. Y que, en caso de que nos tocara luchar contra la distancia, hicieses de ella un simple número y no una excusa para mantenernos alejados, con los labios separados, como si existiese una fuerza de repulsión mayor que pudiese con el amor. Esa historia ya me la sé.
Te puedo prometer que salía a buscar un sentido a mi vida el día que te encontré. Estaba cansada de historias de miedo, necesitaba que los únicos fantasmas que aparecieran fueran tus manos y en las curvas de mi cuerpo, no en las del pasado. 
No sé cómo llamar a este texto... créeme. No sé si te escribo porque me has inspirado o en realidad esto es una llamada de auxilio. Pero aprovecho para decirte algo: ven. Aunque me jodas la vida, pero ven. Quiero saber a qué saben los amaneceres en tus ojos oscuros y si cuando sonríes, se te empañan los párpados. De qué color se pintan tus besos y si el que me cojas de la mano haría desaparecer todos mis miedos. Quiero saber si el café te gusta muy amargo y si te haces las mismas preguntas sobre la vida que me hago yo. A lo mejor podemos encontrar las respuestas entre los dos... -o al menos intentarlo-. Tienes como salida de emergencia unos labios preciosos, y perdona el atrevimiento, pero me encantaría probarlos. Y ya puestos, quedarme a vivir en ellos. Tienes en la garganta el mejor instrumento y cuando te tengo cerca, a veces dudo de la existencia del tiempo, o de si no será más que un burdo invento para meternos prisa. Claro que llegas tarde, a mi vida, pero bienvenido y no te vayas nunca. Nunca.


Clara I.

3 comentarios:

  1. El texto me ha transmitido muchísimas cosas (supongo que ha ayudado que de momento haya empezado a tatarear Hotel California, porque es que, ay, qué canción. Y qué texto. Y qué mezcla).

    ¡Un beso!
    HTR.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De hecho creo que la canción es la mejor parte del vídeo! jajaja Y lo mismo de siempre, pero cada vez con más ganas: ¡Gracias! Desde el corazón, la cabeza y los dedos. No sabes lo que me anima saber que sentís algo al mismo tiempo que me leéis o me escucháis...

      ¡Otro beso, compañero!

      Eliminar
    2. Me encanta cada palabra. Cada noche te leo aunque ya no aya echo con el mismo texto mil veces. Eres mi inspiración. Todo lo que escribes es hermoso. Quisiera un dia llegar a ser tan buena como tu.

      Eliminar

¿Hacemos poesía?