viernes, 18 de abril de 2014

#BORRADOR5


 

#BORRADOR5La cinta se me atascaba y se dejaba de oír música. El tiempo se paraba cuando me decía que si no tuviese tanto miedo a la muerte, se quitaría del medio. Y yo le apretaba fuerte las manos, le besaba el pecho, me acurrucaba sobre él y le lamía el miedo. Le devolvía las ganas de vivir con cada beso, le prestaba las mías, me las arrancaba de nuevo y me quedaba sin fuerzas para seguirle queriendo. Y luego sonreía, me llamaba poesía y todo se nos pasaba. La vida, las ganas... los miedos, las dudas, la oscuridad de las entrañas. Nos completábamos como el punto a la "i", como la espuma a la cerveza, como la luna a la noche. Y joder, lo triste de esta historia es que está narrada en pasado y eso implica que se fue... Sólo espero que ahora le silencien las pesadillas como yo lo hacía cada noche. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Hacemos poesía?