martes, 27 de mayo de 2014

Le he preguntado si creía en el amor...

Hoy le he preguntado si creía en el amor y me ha respondido con un beso en la boca, de esos en los que no sabes si te falta el aire o en realidad te sobra el mundo entero y te importa una mierda lo que pueda pasar desde entonces en adelante. Después, me ha mirado sonriendo y me ha dicho algo así como que marearse deslizándose por todas mis curvas le parece la forma más bonita de combatir el tiempo. Me ha cogido por la cintura y ha continuado susurrándome que, desde que me conoce, ha dejado de luchar por su libertad porque vivir aferrado a mí es para él la mejor forma de matarse. Que los frascos pequeños, además de las grandes esencias, guardan también el veneno, y ha puesto como ejemplo mis labios. Y he temblado. Yo, que hasta ahora buscaba revivir a alguien sin saber lo increíble que resulta que alguien esté dispuesto a dar la vida por ti. Y me he acojonado por miedo a defraudarle. Creo que lo he dicho mil veces, pero no me cansaré de repetir que me dan miedo las altas expectativas. Seguro que lo ha notado, porque me ha vuelto a besar y he sentido que los pies se despegaban del suelo y bailaban con los suyos en un suave aleteo de mariposas, que es lo que se supone que la gente siente cuando se enamora. Pero no. Ese cosquilleo ha sido el que me ha advertido de que me había quedado dormida en el sofá en una mala postura y que él, de nuevo, no ha sido más que un sueño.

Clara I.

2 comentarios:

  1. Madre mía, que perfección de relato.
    Impresionante.
    Insuperable, con un final destructivo e inesperado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Celia! :) Aunque la perfección la ves solo porque lo miras con buenos ojos, todo es superable,
      He de decir que yo también me he permitido el lujo de pasarme por tus blogs, especialmente por el que no es de reseñas (que la verdad, ahora me falta tiempo hasta para leer), y te quiero dar todo mi apoyo. Sé que todos necesitamos que nos digan algo así alguna vez en la vida y a ti todo esto de hacer magia no se te da nada mal. ¡Un abrazo grande grande! :D

      Eliminar

¿Hacemos poesía?