miércoles, 20 de mayo de 2015

YOU are more important


Paradójicamente, la oscuridad que tanto le aterraba de pequeña, es la que ahora se ha convertido es su mejor compañera del día a día según me ha contado ella.
Le rompieron los esquemas y, desde entonces, usa esos pedazos para cortarse las venas y el cuerpo. Dice que quiere modelarlo hasta que sea perfecto. Contrarrestar el dolor interior con el físico, para evitar un último derrumbamiento que acabe con todo este sufrimiento que la está consumiendo por dentro (y por fuera).
Sabe que tiene un problema, pero cuando le dices que lo tiene que hacer frente, cara a cara, te dice que esa lucha no puede ser ganada, porque no es capaz de mirarse al espejo. Tiene miedo y las fuerzas le flaquean cada vez más al no ingerir ningún alimento, ni ilusiones porque no cree que la vida se parezca a ningún cuento. Ojalá te pudiera hacer entender que el problema es esta sociedad de mierda y no tu cuerpo.
Mira, cielo, a ti lo único que te sobra es esa armadura de inseguridades que no te deja ver que eres preciosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Hacemos poesía?